¡ Por favor active Javascript! / Please turn on Javascript!
El peligro de las extensiones para navegadores web

Noticias » Internet - 07 Mayo 2017, 15:43

Novedades de la red World Wide Web
Imagen

¿Sabías que que esa extensión que instalaste para tu navegador web hace tiempo, como por ejemplo AdBlock o similares, probablemente pueda tener acceso a tus contraseñas, conocer las paginas web que visitas y utilizar tus credenciales, además de enviarlas de forma periódica a un servidor remoto? Pues aunque no lo creas esto es posible.

Los navegadores web se han convertido en la aplicación más utilizada por la mayoría de los usuarios que utilizan Internet a diario. Todos ellos han recibido multitud de actualizaciones, complementos y mejoras para incrementar su seguridad, pero ¿sabías que algunas de las extensiones que has instalado podrían poner en riesgo la seguridad de tus datos?

Las extensiones son aplicaciones o pequeños programas que una vez instalados en nuestro navegador web nos facilitan la experiencia de navegar por las páginas web o por Internet, agregando funciones o características adicionales al mismo.

La seguridad de algunas extensiones para navegador web, como los bloqueadores de publicidad, podrían estar enviando tus credenciales a un tercero y poner en peligro tu privacidad

La mayoría las extensiones más utilizadas pueden interactuar con las páginas web que visitamos, por ejemplo, pueden recordar la contraseña introducida por el usuario o ver el extracto bancario cuando se accede a nuestra banca electrónica. Lo peligroso de esto es que a la vez pueden enviar todos esos datos a un servidor remoto para su posterior utilización, poniendo claramente en peligro la privacidad del usuario.

Algunas extensiones como los bloqueadores de publicidad o de anuncios, modifican el código web final de la página web que el usuario visita, suprimiendo o añadiendo código propio, con el riesgo que esto conlleva, puesto que es transparente para la mayoría de los usuarios.

Imagen

El envió de las variables de formularios web (método POST), podría hacerse a un servidor desconocido de forma sencilla con una simple sustitución de código llevada a cabo por una extensión sin que el usuario se de cuenta. Esto además podría estar sucediendo durante mucho tiempo durante el cual se irían recopilando credenciales (usuarios y contraseñas, incluso datos de las cartillas de identificación adicionales) sin que el usuario llegase a darse cuenta,

El peligro de instalar una extensión maliciosa en nuestro navegador web es una situación que la mayoría de los usuarios desconoce, y aunque las principales compañías como Google o Mozilla están intentando eliminar extensiones maliciosas de sus respectivas tiendas, es inevitable que alguna extensión maliciosa pueda llegar a los usuarios finales de sus navegadores web, por lo que les es imposible garantizar la seguridad de todos los usuarios.

Incrementar la seguridad y mejorar los métodos de validación, mediante doble validación, son algunas de las medidas que la mayoría de las compañías de software han comenzado a implementar para evitar el uso fraudulento de credenciales robadas, por algunas de esas extensiones maliciosas que hemos comentado empezaron a surgir.

Conclusiones

Utilizar contraseñas robustas, no utilizar o instalar extensiones o aplicaciones desconocidas en nuestros equipos, y visitar sitios de confianza, son algunas de las medidas de seguridad básicas que un usuario que navegue a diario por Internet debe tener en cuenta. Tener un antivirus instalado y mantener nuestro navegador actualizado son otras de las medidas importantes a tener en cuenta, pero la principal, como para todo en esta vida, es tener sentido común, solo de esa forma podremos evitarnos problemas futuros navegando por Internet.

El uso de extensiones para bloquear los anuncios o la publicidad, en la mayoría de los casos, pueden ser útiles aunque no recomendables. Una posible actualización de estas extensiones podría convertir nuestro navegador en el principal malware de nuestro equipo, recopilando información de nuestras credenciales o el trafico web diario sin darnos cuenta, y es que dicha información es posteriormente vendida a terceros que pueden llegar a hacer un uso fraudulento de los mismos.

En la actualidad, el robo de datos de tarjetas bancarias y datos de identificaciones del usuario, son algunas de las principales denuncias de los usuarios de Internet, puesto que son utilizadas para realizar cargos o pagos en servicios y productos de Internet por todo el mundo.


MensajePublicado por Editorial » 07 Mayo 2017, 15:43


Avatar de Usuario

Acerca del autor

Autor: Editorial
Biografía: ELSATE.com es un nuevo portal informativo para proporcionar a nuestros lectores noticias sobre tecnología, internet, juegos, consolas y ¡mucho más!



MÁS NOTICIAS



Volver a “Internet”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

PUBLICIDAD
TRADUCTOR DE IDIOMA