Protege tu sitio del spam con reCAPTCHA

Publicado: 02 Febrero 2019, 19:25
por Cazador
Imagen

Cientos de millones de CAPTCHAs son resueltos por personas todos los días. reCAPTCHA hace un uso positivo de este esfuerzo humano al canalizar el tiempo dedicado a resolver CAPTCHAs en digitalizar texto, anotar imágenes y crear conjuntos de datos de aprendizaje automático. Esto a su vez ayuda a preservar libros, mejorar mapas y resolver problemas difíciles de inteligencia artificial.

La primera versión del servicio de protección reCAPTCHA dejo de estar disponible en Marzo de 2018, ya que la protección que ofrecia contra los sitemas automaticos (bots) habia dejado de ser efectiva para los propietarios de sitios web. En la actualidad en su lugar contamos con la versión reCAPTCHA v2 de este sistema basada en desafios y el más reciente reCAPTCHA v3 basado en aprendizaje automático.

reCAPTCHA es un servicio gratuito de Google que protege su sitio web contra el spam o el abuso de sistemas automáticos de acceso

Hoy en día el uso fraudulento de sitios web ha llevado a los administradores a aumentar las medidas de protección contra el spam, y eliminar sistemas antiguos de protección. En la actualidad nos podemos encontrar en la mayoría de sitios web varios sistemas para evitar el registro o envió automático de formularios, como la frase de confirmación, el típico completar con letras y números de la imagen, o los más usados a nivel global, los sistemas reCAPTCHA v2 o reCAPTCHA v3.

¿Que versión usar de reCAPTCHA: v2 o v3?

reCAPTCHA v2 continua siendo uno de los sistemas de protección más utilizados en la mayoría de los formularios web, ya que el uso de reCAPTCHA v2 en los sitios web solo requiere que el usuario haga clic en una casilla de verificación para descartar que el usuario que visita el sitio no es un robot. En el caso de que este reCAPTCHA no detecte nada fuera de lo normal permitá que el usuario continue sin pedir ninguna otra interación más al usuario (sin CAPTCHA), aunque la mayoría de los casos este desafiará al usuario con una prueba visual para validar que este es un ser humano.

Imagen

reCAPTCHA v3 nos permite verificar si una interacción es legítima sin la interacción del usuario. Para ello se basa en un sistema de puntuación (score) que en función del valor devuelto el propietario de un sitio web, este puede controlar el comportamiento de sus formularios o del sitio web en función a ese valor recibido o level score. Este nuevo sistema de protección contra el spam se basa en el aprendizaje automático, haciendo que en función de las interaciones del usuario el la puntuación de fiabilidad aumente. Este nivel de puntuación (score) se refleja mediante un valor númerico que va desde el 0.0 al 1.0.

Imagen

En los gráficos anteriores obtenidos del panel de reCAPTCHA se puede ver la diferencia de interacciones entre las dos versiones activas de reCAPTCHA. En las gráficas de reCAPTCHA v1 se muestra cuántas veces ha aprobado o no un usuario o robot un reto individual de CAPTCHA en nuestro sitio web cada día. El número de fallos no significa necesariamente que el usuario no haya, finalmente, superado el reto. En los informes del panel de reCAPTCHA también se indica cuántas veces no se ha mostrado ningún CAPTCHA porque el servicio reCAPTCHA confiaba en que la solicitud era legítima.

En ELSATE.com, el registro de usuarios se encuentra protegido el servicio reCAPTCHA v3 y su sistema de protección basado en aprendizaje automatico. En un esfuerzo por evitar las publicaciones automáticas y el registro de cuentas automáticas, en ELSATE.com se ha habilitado este sistema de protección basado en aprendizaje automático usando el servicio reCAPTCHA v3 de Google.

Por lo general el sistema de protección reCAPTCHA v3 está destinado a usuarios avanzados y/o propietarios de sitios que desean más información sobre el tráfico de sus sitios web. Este nuevo sistema que vio la luz en 2018 evita que el usuario reciba un desafió cuando quiere procesar o enviar un formulario web.



Fuente: Google

También te puede interesar...

Cómo mejorar la seguridad de nuestras contraseñas

El peligro de las extensiones para navegadores web

Publicidad